Publicidad, Eventos, Merchandising Publicitario y Religioso en Sevilla

En nuestro blog puedes informarte habitualmente de todos los eventos, ofertas y noticias que consideramos importantes y que te pueden interesar

Síguenos

Páginas

miércoles, 27 de abril de 2016

viernes, 1 de abril de 2016

Feria de Abril de Sevilla 2016


Del 12 al 17 de Abril de 2016
Sevilla

Feria de Sevilla 2016

La Feria de 2016 comienza con la "prueba del alumbrao" el martes 12 de Abril a las 00:00 horas, cuando se encienden miles de bombillas que iluminan la portada y las calles del recinto. Termina el domingo 17 de abril a las 24:00 horas con el lanzamiento de fuegos artificiales.El diseño de la portada de la Feria 2016 se inspira en el pabellón de Argentina de la Exposición Universal de 1929 y está dedicado a la danza.

Portada 2016,  presentada por el delineante y diseñador gráfico Eduardo Morón, está inspirada en el Pabellón de Argentina de la Exposición Iberoamericana de 1929 y es un homenaje a la danza, ya que este edificio situado junto al muelle de las Delicias acoge el conservatorio profesional de esta disciplina artística.
Lema «Sevilla, homenaje a la danza».
Como curiosidad, en el diseño base  incluye el logotipo que él mismo ha diseñado con motivo del cuarto centenario de la muerte de Miguel de Cervantes, así como el logo conmemorativo del 750 aniversario de laparroquia de Santa Ana, cuyas efemérides se celebran en 2016.

Anteriores portadas

Cabe recordar que la portada de 2015 se inspiraba en el neobarroco sevillano y en la fachada del Museo de Bellas Artes. Por su parte, en 2014, el motivo eran los antiguos quioscos del agua que se construyeron en la ciudad a finales del XIX, con detalles conmemorativos del cincuentenario de la coronación de la Esperanza Macarena. El diseño de la portada de la Feria de abril de Sevilla 2013 estaba inspirado en la Plaza de España, conmemorando el 75 aniversario de la fundación ONCE, y haciendo también alusión a la Hermandad del Rocío de Triana, que cumplía su segundo centenario este año. La de 2012 estaba inspirada en la iglesia del Salvador, mientras que la de 2011 fue una de las más rompedoras, dedicada al quinto centenario de la primera circunnavegación de la Tierra.
+ INFO: 1.051 Casetas de Feria


Origen e Historia de la Feria de Abril


Cuando el Rey Santo hizo a Sevilla cristiana, la hizo también otras muchas cosas. La dotó de un nuevo sistema de organización jurídico-administrativa al más puro estilo castellano: El concejo o municipio. Para entendernos, el rey Fernando nada más llegar a nuestra ciudad, puso la semilla de lo que hoy conocemos por ayuntamiento.
Andando los siglos, aquellos concejos fueron poco a poco dándole a Sevilla su sabor, su talante, su compás y su sentido a base de ordenar las cosas y las gentes, de aderezar el perfil de las calles y las plazuelas, de dar servicios adecuados a cada realidad social... más o menos igual que ahora.
En el año 1842 Sevilla vivió momentos realmente difíciles. La ciudad se iba medio restableciendo de los quebrantos económicos que la invasión francesa dejó en el país y, ya en plena desamortización, se iniciaron incluso aventuras industriales.
En la isla de La Cartuja y en un convento confiscado a los frailes se inauguró una fábrica de loza y cerámica fina. La montaron unos ingleses y la trabajaron los sevillanos y las sevillanas.
A finales de ese año, octubre de 1842, un huracán dejó Sevilla arrasada. No estaban los sevillanos para muchas alegrías en aquellos días. Les hacía falta un revulsivo que les hiciera desprenderse de tanta sombra de crisis, de tanto pesimismo.
Y, quizás para intentarlo, a dos concejales del municipio se les ocurrió la idea genial: La de solicitar por escrito al Pleno la recuperación de las ferias de Sevilla, una en abril y otra en septiembre. Lo de recuperar tenía todo el sentido, que no en vano el permiso para celebrar ambas lo otorgó Alfonso X el Sabio en 1254, 6 años después de que su padre conquistara Sevilla. Los dos peticionarios fueron dos sevillanos de adopción, dos de los muchos inmigrantes que se enamoraron de Sevilla. José Mª Ybarra y Narciso Bonaplata.Y qué buena idea tuvieron.
Así lo entendió el Pleno del Municipio que inmediatamente se puso manos a la obra y solicitó de la reina Isabel II "una feria anual en los días 19, 20 y 21 de abril", dejando la de septiembre para más adelante. Una comisión municipal estudió todos los pormenores, hizo sus presupuestos y lo presentaron para su aprobación a la figura equivalente a lo que hoy pudiera ser el delegado del gobierno, el cual impondría una sola modificación. Las fechas feriales deberían ser las del 18, 19 y 20 para no molestar a la feria de Carmona, coincidente en el tiempo con la propuesta inicial.
Y así nació la primera de los tiempos modernos. Se aprobó por el Ayuntamiento el día 18 de septiembre de 1846 y se inauguró el 18 de abril de 1847 en el prado de San Sebastián, con 19 casetas y con un éxito tal de público y de negocio que, ya al año siguiente, se dirigían los encargados de organizar la venta de ganado al municipio para pedirle una mayor presencia de agentes de la autoridad porque "los sevillanos y sevillanas, con sus cantes y bailes, dificultaban la realización de los tratos".
Sevilla, que venía siendo acuciada por un auténtico síndrome de penuria económica y de desánimo, encontró la solución con la Feria de Abril. Negocio, copas de manzanilla, cantes, bailes, alegría... Sevilla en pocas palabras.
Y desde esta perspectiva actual, en unas circunstancias más favorables, y, por lo menos y por ahora, sin huracán, se vuelve a mostrar la Feria de Abril como un bálsamo mitigador de pesimismos y depresiones.
Ya le llamaron a la portada del 94 la de la ilusión y la esperanza.
Una sola pregunta queda flotando en el aire: ¿Qué harían los sevillanos en primavera antes de volver a retomar la feria? Más vale ni pensarlo siquiera.

RESEÑA HISTÓRICA

La Feria de Abril, que en 1997 cumplió el 150 aniversario de su nacimiento, decretado por la Reina Isabel, el día 5 de Marzo de 1847, se inicia como feria de ganado de 3 días de duración. Lo que comenzó como un evento puramente comercial, con el paso de los años el pueblo de Sevilla ha ido haciéndolo suyo, hasta llegar en el presente a considerarse como una de las más singulares expresiones de color y alegría a compás y donde el sevillano y aquellos que tienen la suerte de acompañarnos, recogidos en el hechizo de la primavera sevillana, disfrutan de la fiesta durante 6 días cada año.
La Feria de Abril en toda su historia ha tenido dos emplazamientos de tipo permanente. Inicialmente se instaló en el prado de San Sebastián donde se celebró hasta el año 1972 inclusive y a partir de 1973 hasta la fecha se viene celebrando en terrenos rescatados en su día al Río Guadalquivir dentro de la delimitación del Barrio de Los Remedios.
Postal de la Feria
Desde prácticamente los primeros años, aparte de los corrales para el ganado, se venían acotando espacios que, formados por un ligero entramado cubierto con velas o toldos, inicialmente se utilizaron como zona sombreada en la que se refugiaban los tratantes para quizás cerrar las operaciones comerciales en las que se veían interesados. Estas "casillas" de lona fueron aumentando en la medida que los corrales de aquella feria comercial iba disminuyendo hasta llegar a nuestros días con la configuración de caseta de feria.
La caseta de feria cuenta con dos espacios perfectamente diferenciados, una parte delantera ó noble, abierta a la calle, donde se realiza la convivencia y una trastienda en la que se ubican la cocina, el bar y los servicios WC.

ORDENACIÓN DE LOS TERRENOS Y SERVICIOS IMPLANTADOS

EL real de la feria formado por 24 manzanas, tiene una extensión superficial aproximada de 450.000 m2. en los que se asientan 1.048 casetas, cuya trama viaria del real se encuentra compuesta por quince calles con nombres de toreros que han estado entrañablemente unidos a la ciudad haciendo las delicias de los muchos aficionados, dentro del coso taurino de la Maestranza de Sevilla, especialmente coincidiendo con las señaladas fechas de este evento de primavera. Esta parte del recinto se encuentra dotada de infraestructura base suficiente para resolver los problemas de acometida de agua, alcantarillado y electricidad demandadas por cada una de las casetas implantadas.
La sección de cada calle, en líneas generales, está compuesta por calzada adoquinada de 10 metros de latitud, encintado perimetral de aceras de granito y sendos paseos peatonales a ambos lados de 10 metros (calles largas) o 7 metros (calles cortas) de anchura cada uno de ellos, cuyo pavimento está formado por albero compactado.
Las calzadas del real se ven cruzadas por paños altos formados por 4 guirnaldas con lámparas de 15W cada 25 cm y motivos barrocos tradicionales iluminados, todo sustentado por postes de madera que debidamente encastrados en el pavimento terrizo irán pintados de blanco con zócalo color añil y llevarán finalmente una ornamentación de verde vegetal.
Los paseos peatonales irán cubiertos por paños bajos de guirnaldas con lámparas de 25W cada 50 cm. que a su vez se cubrirán con farolillos que se colocarán en hileras alternando el color blanco y anaranjado. El nº de guirnaldas de las calles largas será de siete y el de las calles cortas de cinco (en función de su latitud).
Cada año, controladas por el Ayuntamiento, como entidad responsable de la organización del evento, se hace imprescindible ejecutar obras de mantenimiento y puesta a punto del recinto ferial, entre las que se incluye la instalación de los primeros ocho metros de fondo que servirán para marcar las alineaciones de fachada de cada una de las casetas que dentro del real, darán forma a este singular recinto.
Si lo desea puede usted consultar los datos estadísticos de casetas de la feria de abril actual.
Para dar forma a las casetas de esta ciudad efímera se emplean entre otros materiales, más de 300.000 ml de estructura tubular y 250.000 acopladores que se emplearán en la fijación de estos elementos.
Entre las acciones contempladas dentro de los campos de feria, cabe sin duda destacar la instalación de la monumental portada, emblema indiscutible de la Feria de Abril, que cada año se levanta sobre cimentación permanente pero adoptando formas distintas y marcando con sus extraordinarias dimensiones (50 metros de frente y 45 metros de altura) el mejor punto de encuentro, para una cita en esta Ciudad universal.
Las 120.000 horas que los aproximadamente 400 operarios de las diversas contratas invierten para completar las acciones encomendadas cada año por el Ayuntamiento para la preparación y ornamentación del recinto ferial, dan paso durante los quince días previos al evento a un número no inferior a 6.000 personas que colaborarán en el montaje y exorno de las casetas, para que el próximo martes de feria a las 00 horas, todo esté preparado para que la fiesta comience.

CARACTERÍSTICAS MÁS SINGULARES DE LA FERIA DE ABRIL

El parque de atracciones: Desde las vísperas de la iniciación del festejo, se presenta un flujo continuo de personas ávidas por conocer las actividades que se darán cita cada año. Las características de las más de 370 actividades feriales asentadas sobre una cuidada infraestructura de servicios (agua, electricidad, alcantarillado y pavimentación), junto a la extraordinaria profesionalidad de los industriales feriantes, contribuyen de forma definitiva a que la alegría se desborde dentro de este singular recinto que se mantiene abierto cada jornada, desde mediodía hasta prácticamente el amanecer.

APARCAMIENTOS

En terrenos periféricos, colindantes con los campos de feria, se dispone de varias dársenas de aparcamientos vigilados sobre una superficie de actuación aproximada de 500.000 m2 para más de 20.000 plazas entre las que se incluyen las que, al igual que el año pasado, se ubicaron en el Charco de la Pava.

CUADRAS PARA ÉQUIDOS

Cuadras para équidos
Dentro de la delimitación de uno de los Aparcamientos existentes en el límite exterior del perímetro de los campos de feria, se sitúan como en los últimos años cuadras para alojamiento de équidos y cobertizos para el aparcamiento de carruajes de tracción animal, que entran en servicio durante el fin de semana previo a la de celebración del festejo.

Acciones